Mi guitarra Fernandes Nomad Zo-3 (¿reseña?)

fernandes-nomad-zo-3-lh-black-mini-travel-electric-guitar-left-hand

Naweboná Vladi-1000, al fin tengo esta vaina.

Hace 8 años me compré un bajo, imagino con la esperanza tardía de ser un rockstar. El evento es notable pues aparte de pobre, soy zurdo; lo que complica conseguir un buen instrumento.

El bajo del 2008 es bien grande. Su estuche duro no cabe en el asiento trasero de muchos carros. Es rolo de perol, como el ataúd de un niño basketbolista. Súmale amplificador y cable, y es una perolera pa’ llevar arriba y abajo. Y si se trata de tocar en casa, el procedimiento para tocar mariqueras un rato, pudiera ser el siguiente:
1.- Buscar el bajo.
2.- Sacarlo de su estuche.
3.- Sacar el cable.
4.- Buscar el amplificador.
5.- Enchufarlo.
6.- Conectar el cable a la guitarra.
7.- Conectar el cable al ampli.
8.- Prender el ampli.

…Se me quitaron las ganas.

Resultó que la guitarra acústica de la casa, terminó destronando al bajo. Solo había que agarrarla del sofá para tocar algún garabato, y volver a echarla.

Pasaron los años y me puse a averiguar sobre guitarras pequeñas, y después de ese largo proceso de análisis en solitario (obsesivo compulsivo), llegué a la conclusión que el juguete que necesitaba mi alma era una:
FERNADES NOMAD ZO-3.

(Lo que tenía en mente era algo para tocar mientras alguna descarga tardaba en bajar, o echado en la cama).

Compré una Nomad roja, para diestros. Ergonómicamente no me cuadró (a diferencia del bajo). Y la guitarra terminó siendo la 2da que le regalo a mi hermano*.
*Sí, soy el mejor hermano de mi familia.

No me aguanté y compré una Nomad aguamarina, también para derecho (que carajo, las de zurdo usadas son raras, y con el precio de las nuevas no eran opción). Ésta nunca llegó a mis manos, y pasará directo a ser de un pana porque…

Hace 2 años apareció una subasta de una Nomad negra de zurdo, ¡con las cuerdas al revés!, que es como yo toco. Su dueño original era distribuidor en EEUU y pidió la fabrica a que le customizaran una con las cuerdas voltedas; porque es un maldito freak como yo.

Gané la subasta, y después de +700 días (fuck life) al fin la puedo tocar. Llegó antes de ayer, ayer le atornillé el mástil (no preguntes), y esta mañana me estaba aprendiendo el intro de “Say Hello to Heaven” frente a la computadora.

Ohh, no he comentado que el principal chiste de la Nomad ZO-3 trae embutido un amplificador en el cuerpo de la guitarra. (Incluso hay un modelo deluxe, por si este rollo te interesa).

The NOMAD is a very well-constructed travel guitar with great built-in FX that I have used to write songs, practice and warm up before every show on tour. Thank you, Fernandes.
– Adam Jones – TOOL

Para cerrar, una historia de Dave Navarro:

Una respuesta to “Mi guitarra Fernandes Nomad Zo-3 (¿reseña?)”

  1. lifeisafountain Says:

    Elimina el concepto del numero de pasos pa’ enchufar tu instrumento y disfruta tu vaina. No dejes que la música se te vuelva una rutina o algo ladilla. Cuando tenia fiebre de bajo me sentaba frente a un equipo de sonido, ponía CDs de Rush, Metallica o Megadeth y me dedicaba a aprender canciones que me gustaban. No las soltaba hasta que me las sabia al pelo, todo por oído, sin partituras, ni videos de YouTube (eran los ’90, YouTube todavía no asomaba). Si te haces famoso y terminas dándole un concierto a la marmota que se quiere quedar de presidente hasta el 3016 no te hablo mas nunca. XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: