Depressers

Depressers, o deprimidores en español, es un término que Simón Froid olvidó acuñar porque estaba muy ocupado pensando que los penes estaban en todos lados menos en su garganta.

blablablablablabla Viene a ser la 3ra opción de las siguientes:
a) Eres deprimente
b) Me deprimes
c) Eres un depresser <–

a)
Deprimido o no, solemos decirle a alguien deprimente cuando da un ejemplo negativo a la sociedad. Por ejemplo una amiga tuya que ahora folla con autobuseros y tiene toda la ropa llena de chiripas. Puedes decirle “eres deprimente”, pero no necesariamente te deprime, esté deprimida o vaya a deprimir a alguien. Tampoco tu comentario ni su actitud tienen por que ser realmente negativos. Pero igual sigue siendo deprimente ella (o su situación).

b)
“Me deprimes” puedes decirle a alguien que te deprime realmente, aunque no sea por maldad o intencionalmente, puede que sí. Lo que sucede es que hablamos de una situación que se puede negociar, entender, o que uno de alguna manera se puede intentar superar. Son cosas que pasan en la vida. Uno es el culpable, el que termina deprimido.

c)
Un depresser es un individuo, que conozcas o no, casual o intencionalmente, puede hacerte perder fe en la humanidad inmediatamente. Ocurre desde pequeños detalles. Puedes ver a alguien en la calle haciendo algo que a todos causa gracia, pero tu lo sientes como un batazo en la cara. No quisiera especificar ejemplos a ver si das con alguno que hayas vivido.
Los deprimidores más molestos son con los que lidias constantemente y tienen ese factor ‘depresser’ (heredado o aprendido); creo que un ejemplo común pudiera ser un jefe de mierda. Que se yo… que de pronto se asome por la puerta de tu oficina cada hora a ver que estás haciendo; esa vaina te hace perder puntos de calidad de vida en cada oportunidad. Para algunas personas no, pero para ti, esa persona es un depresser.

La palabra depresser viene de la necesidad de culpabilizar en vez de victimizarse a uno mismo. Cuando dices que tu jefe te deprime cada vez que te vigila, quedas como un blandengue, aunque todos estén de acuerdo contigo; en cambio poniendo tu patrón como un depresser, lo estás señalando como un cabeza de huevo con consecuencias negativas hacia ti.

 

Tampoco hay que confundir a un depresser con alguien deprimido o negativo ante la vida. Daria y Chico Migraña no tienen por que ser depressers. De hecho el término es bueno para aplicarlo a personas “alegres” y “positivas” cuando hagan de las suyas.

Decirle a alguien depresser es una mezcla entre: Eres deprimente, me deprimes y eres un cabeza de huevo.

Ojo, hay que tener en cuenta que el problema es nuestro, mental, y podemos ignorarlo; pero tampoco podemos perder oportunidad de buscar terceros culpables.

2 comentarios to “Depressers”

  1. Shazam Says:

    “Simón Froid”

  2. Alicenika Says:

    jajaja está bueno, Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: